Déjenos sus datos y en breve nos pondremos en contacto con usted.
    ¡Únete a Oriflame! y obtén descuentos en la compra de productos Wellness

    MÁS INFORMACIÓN
    ¡Click Aquí!

    Alimentación Saludable

    Oriflame Wellness

    Probablemente has escuchado los dichos de: «Una manzana al día mantiene alejado al médico» y «Eres lo que comes». Para una salud óptima, el cuerpo debe recibir una buena nutrición: las proteínas, las grasas y los carbohidratos se denominan «macronutrientes»; proporcionan energía y elementos básicos para la renovación y el mantenimiento de las células. La dieta también proporciona al cuerpo vitaminas, minerales, ácidos grasos y aminoácidos que el cuerpo no puede producir por sí mismo.

    • Proteínas
    • Grasas
    • Carbohidratos
    • Vitaminas y Minerales

    PLATO MODELO

    Al llenarlo principalmente de vegetales, obtenemos muchas vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra dietética sin calorías innecesarias. Agrega un poco de proteína y granos enteros, espolvorea un poco de aceite vegetal en tu ensalada, ¡y tendrás una comida saludable! Usa la imagen de abajo como guía para las proporciones:

    1/2 plato de frutas y vegetales

    1/4 plato de proteína

    1/4 plato de carbohidratos

    • Para comer saludable

    VITAMINAS

    VITAMINAS SOLUBLES EN GRASA

    Por lo general, se encuentran en los frutos secos, aceites vegetales, vegetales verdes, pescado y productos de origen animal y pueden almacenarse en el hígado.

    Vitamina A
    Función: Importante para tu piel, ojos y visión. También es importante para el sistema inmunológico del cuerpo y contribuye a niveles saludables de crecimiento. El reino vegetal ofrece Vitamina A en forma de betacaroteno. El cuerpo humano convierte tanto betacaroteno en Vitamina A como lo necesita. Fuentes: Verduras de hoja verde, zanahorias, albaricoques secos, productos lácteos, huevos y pescado.
    Vitamina D
    Función: Permite la absorción de calcio de los alimentos y es necesario para la función normal del sistema inmunológico, una respuesta inflamatoria saludable y el mantenimiento de la función muscular normal. La falta de Vitamina D puede causar enfermedades óseas como osteomalacia y raquitismo. La fuente más importante de Vitamina D es la luz solar, y se dice que una caminata de 30 minutos a la mitad del día es tan beneficiosa como beber 10 vasos de leche. Fuentes: Pescado graso, yema de huevo y alimentos enriquecidos.
    Vitamina E
    Función: Antioxidante que protege las células del cuerpo y otros componentes de los radicales libres. Funciona de la mano con la Vitamina C. Fuentes: Frutos secos, almendras, frijoles, huevos, vegetales de hojas verdes, aceites vegetales y diversos cereales.
    Vitamina K
    Función: Importante para la coagulación de la sangre y la integridad del esqueleto. La Vitamina K no solo se obtiene a partir de los alimentos que comemos, sino que también es producida por bacterias en el intestino. Fuentes: Verduras de hoja verde oscuro como brócoli, espinacas y coles de Bruselas, y algunos aceites vegetales (por ejemplo: aceite de colza y aceite de soya).

    VITAMINAS SOLUBLES EN AGUA

    Se encuentra en frutas, verduras y granos integrales. Se transportan alrededor del cuerpo en agua, lo que significa que no se pueden almacenar, y cualquier exceso se pasa a través de la orina. Necesitas comer alimentos que contengan estas vitaminas. Las vitaminas solubles en agua se pueden destruir al cocinar y se encuentran en las capas externas de los granos, por lo que es importante comer alimentos crudos y enteros para obtener niveles óptimos.

    Vitamina B
    Función: Hay 8 Vitaminas B reconocidas y juntas permiten el metabolismo, la división celular, la función nerviosa y muscular. Como son solubles en agua y sensibles al procesamiento, muchas personas tienen deficiencias leves en uno u otro debido al consumo generalizado de alimentos procesados. Fuentes: Vegetales, frutas, hortalizas, frutos secos, productos integrales, huevos, carnes y pescados.
    Vitamina C
    Función: Importante antioxidante. Juega un papel esencial en el proceso de formación de colágeno en el tejido, fortaleciento la piel, los dientes, los huesos y los vasos sanguíneos. La Vitamina C también ayuda al cuerpo a extraer hierro de los alimentos. Fuentes: Frutas, bayas, hortalizas y raíces.

    Minerales

    MACROMINERALES

    Minerales que necesitamos en cantidades relativamente grandes (miligramos a gramos).

    Calcio
    Función: Un componente estructural de los huesos, dientes y tejidos blandos. El calcio regula la función muscular y nerviosa, así como las secreciones glandulares, la dilatación y contracción de los vasos sanguíneos; es esencial para la correcta coagulación de la sangre. Fuentes: Verduras de hoja verde, semillas, almendras, frijoles, frutas y productos lácteos.
    Magnesio
    Función: Participa en más de 300 reacciones metabólicas esenciales, incluida la producción de energía, la conducción de los impulsos nerviosos, la contracción muscular y el ritmo cardiaco normal. La deficiencia de magnesio está presente en la mayoría de las personas, ya que no alcanzan los consumos recomendados y se cree que las consecuencias a largo plazo son enfermedades del sistema cardiovascular. Fuentes: Todos los vegetales de hojas verdes y nueces (especialmente los anacardos y almendras), semillas y granos enteros.

    MICROMINERALES

    Minerales que solo necesitamos en cantidades diminutas (microgramos a miligramos).

    Selenio
    Función: El selenio se encuentra en todas las células del cuerpo. Es parte de diferentes enzimas que protegen contra los radicales libres y, por lo tanto, ayuda a prevenir diferentes enfermedades y el envejecimiento. La diferencia de selenio puede contribuir al mal funcionamiento del corazón, al hipotiroidismo y al debilitamiento del sistema inmunológico. Fuentes: Cereales, frutos secos y semillas, champiñones, legumbres y pescado.
    Zinc
    Función: Necesario para que el sistema inmunológico funcione correctamente, para curar heridas, descomponer los carbohidratos, mejorar la visión, la piel, el cabello y los sentidos de olfato y gusto. Fuentes: Semillas de sésamo, girasol y calabaza, nueces, carne, lentejas, cacahuates, champiñones y guisantes.
    Yodo
    Función: Componente esencial de las hormonas tiroideas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), que regulan el metabolismo, el crecimiento, desarrollo y la función reproductiva. Los trastornos por deficiencia de yodo incluyen hipotiroidismo, bocio y retraso mental. La deficiencia de selenio puede exacerbar los efectos de la deficiencia de yodo. Fuentes: Algas, sal yodada, mariscos, frijoles, papas, productos lácteos y huevos.
    Cobre
    Función: Participa en la producción de energía, la formación de tejido conectivo (colágeno y elastina en la piel pero también en el corazón, los vasos sanguíneos y los tejidos óseos), la formación de melanina y la antioxidación. Fuentes: Frijoles, nueces, semillas, granos y champiñones.
    Hierro
    Función: El hierro es un componente importante de la hemoglobina, la sustancia de los glóbulos rojos que transporta oxígeno desde los pulmones para transportarla por todo el cuerpo. Fuentes: El hierro inorgánico se puede encontrar en lentejas, frijoles, guisantes, vegetales de hojas verdes y fresas. El hierro orgánico (hemo) proviene de la carne y la sangre de los animales.
    Cromo
    Función: Fortalece la acción de la insulina y mejora la tolerancia a la glucosa. Los síntomas de deficiencia de cromo aparecen como signos de diabetes, baja tolerancia a la glucosa, resistencia a la insulina y neuropatía. Fuentes: Productos integrales, pimientos verdes, manzanas, plátanos y espinacas.
    Manganeso
    Función: Necesaria para tener huesos y cartílago saludables, cicatrización de heridas, producción de colágeno y arterias saludables. Es un componente de las enzimas que participan en el metabolismo del colesterol, los carbohidratos, los aminoácidos y los neurotransmisores, y que protegen los tejidos y componentes celulares de los daños causados por los radicales libres. Fuentes: Cereales sin refinar, nueces, verduras y té.
    Molibdeno
    Función: Un oligoelemento esencial que trabaja en el cuerpo para descomponer las proteínas y otras sustancias. Los síntomas de deficiencia de molibdeno incluyen ritmo cardiaco y respiratorio rápidos, dolor de cabeza e incluso quedar en coma. Fuentes: Legumbres como frijoles, lentejas y guisantes.